Crudo Cell

Crudo cell es el espacio experiencial de Crudo. Un viaje al origen. Al núcleo mismo de la marca. Una oportunidad para trasladarte a ese momento donde nuestros muebles todavía no han tomado forma. Donde aún está todo por hacer. Para una vez allí, poder tocar y conocer su esencia.

Tocar la experiencia

 

Las manos que alimentan a las reses. Las que curten los cueros. Las que seleccionan el árbol a talar. Y las que señalan dónde se plantará el que vendrá a sustituirle. Las que diseñan. Las que cortan. Las que pulen. Y las que cosen. Todas las manos en Crudo, llevan grabada la experiencia y el oficio. Y ese saber hacer, ese conocimiento adquirido durante años de práctica, se vuelve palpable en este espacio cuando tocas con tus manos cada uno de nuestros materiales.

Viajar a la esencia

 

Es en los materiales que utilizamos donde se esconde el alma de nuestros muebles. Por eso queremos darte la oportunidad de tocarlos. De notar las estrías y los poros del cuero. De recorrer los dibujos de las marcas del fuego en la madera. De conectar a través de tus sentidos y sensaciones con toda la fuerza de la naturaleza.

Experimentar la singularidad.

 

Necesitamos materiales únicos y con un carácter fuera de lo normal si queremos hacer piezas memorables, capaces de enamorar. Por eso decidimos tener una curtiembre propia. Porque nos asegura unas pieles de calidad y nos permite una gama de acabados y colores todo lo amplia que queramos. Por eso trabajamos solo con especies tropicales como el pino chileno, cedro americano, roble andino y nogal cafetero. Porque de ellas podemos extraer maderas macizas, estables y en un tamaño de tablero tan grande como nuestras expectativas.

¿Quieres entrar en el corazón de nuestros muebles?